Pour femme… & homme.

Mujer, indigna heredera de la costilla de Adán. La historia te recuerda que siempre serás mito erótico. Sexualizada, cosificada, utilizada… tú no debes olvidar que formas parte de infinidad de hitos históricos. No debes permitir que ellos se olviden.

Eres la imprudente Eva. Te temen, como ya temieron a Lilith. Eres Pandora portando el ánfora de todos los males. Eres Afrodita, Venus y todas sus reencarnaciones. Eres Helena de Troya. Las tejedoras Aracne y Penélope. Las hechiceras Circe y Medea, eres Salomé, Judith y la perdición de Sansón, Dalila. Medusa y todas sus serpientes. Eres sirena, harpía y vampiresa. Descendiente de todas las brujas que quemaron en la hoguera. Te dan dos opciones: débil y sentimental o fuerte y fatal. Puedes ser Julieta, Isolda, Melibea, Ofelia, la protagonista de una divina comedia… te desvivirás por amor. Claudicarás ante el romanticismo porque no eres más que un ser pasional. Clamarán al cielo cuando te conviertas en Emma Bovary, Anna Karenina o Lulú. Cuando te rebeles contra la represión y sucumbas al deseo. Rompiendo cánones establecidos por la sociedad heteropatriarcal.

O podrás ser femme fatale: mujer, sexo y muerte. El mal, el pecado, el castigo. Te recordarán por el guante de Gilda, la falda de Marilyn, la diva Callas, los diamantes de Holly. Greta Garbo habló. “Eres el animal más bello del mundo”, Ava Gardner. Eres los ojos más bellos del cine, eres la gata sobre el tejado de zinc. Los andares de Emma Peel, la pitufina, el cruce de piernas de Sharon Stone, el baile de Mia Wallace, el lunar de Cindy Crawford, todos los desnudos de la época del destape, los labios de la Jolie, la diosa de ébano, el match point de Scarlett, la sonrisa de Julia Roberts, Barbarella, Brigitte Bardot. Eres Xena la princesa guerrera, Catwoman, Lara Croft, la princesa Leia, Thelma y Louise, el orgasmo de Meg Ryan… ¿quién engañó a Jessica Rabbit? Like a virgin, Madonna. Ops, I did it again. Lady Marmelade. Las caderas de Jlo, la excentricidad de Lady Gaga, el breacking ball de Miley Cyrus, llamadme Caitlyn…

¿Sabes? Eres muchísimo más que todo eso. Te arrinconan desde que naces, desdeñan los hitos que tú, mujer, has conseguido a lo largo de la historia de la humanidad, y que, sin ti mujer, no habrían tan siquiera existido. Tú eres la única portadora de vida.

Eres más que una simple mujer. Eres científica, matemática, física, astróloga, bióloga, química… eres Hipatia de Alejandría, Sophie Germain, Emmy Noether, Barbara McClintock, Jocelyn Bell, Marie Curie, Mileva Marić… Formas parte de la historia y tú también contribuyes con tu labor al desarrollo de la humanidad que portas en tus entrañas.

Eres activista, luchadora y defensora de tus derechos y de todos los que te rodean. Te encarnas en Berta von Suttner, Mary Wollstonecraft, Simone de Beauvier, Rosa Parks, Rigoberta Menchú, Malala… Eres todas las activistas de pequeñas asociaciones feministas. Eres también todas las protestas de Femen.

Lean, sobre todo: lean e inspírense en Safo, Virginia Woolf, las hermanas Brontë, Jane Austen, Johanna Schopenhauer, Santa Teresa de Jesús, Mary Shelley, Rosalía de Castro, Pardo Bazán, Agatha Christie. Disfruten de Pizarnik, de Alfonsina Storni, Carmen Laforet, Gabriela Mistral, Isabel Allende, Almudena Grandes, Ana María Matute, Margaret Atwood

Vean cine: Sofia Coppola, Kathryn Bigelow, Jane Campion, Isabel Coixet, Icíar Bollaín, Julie Dash, Chantal Akerman, Nora Ephron les esperan.

Disfruten del arte de la gran Frida Kahlo, Artemisia Gentileschi, Sofonisba Anguissola o Lee Krasner.

Mujer, eres -somos- todas ellas. Eres libre, eres historia, eres sensualidad, mito, inteligencia, hito. Eres dulzura, fortaleza. Eres magia, eres vida. Somos mágicas. Eres arte, artista y modelo. Eres literatura, poesía y musa. Y, por supuesto, también poetisa. Eres y puedes ser tantas cosas… tan solo tienes que decidir cuáles quieres ser y podrás serlas todas. Pero nunca permitas que nada ni nadie elija por ti.

_MG_3797_MG_3826_MG_3814

_MG_3840

_MG_3850

Fotos – Mario García

Por que no se nos recuerde un día y se nos olvide los 364 restantes. Feliz día siempre, mujer trabajadora.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: